Hoy Soy Resiliente

El término “RESILIENTE” proviene de la física. Se aplica a la elasticidad de un material o cuerpo físico que tiene la capacidad de resistir golpes, choques o impactos fuertes, y volver a su forma original.
 

Aplicando este concepto desde lo más básico, como seres humanos, nos toca la ventaja de saber experimentar la habilidad de sobreponernos a cualquier adversidad. Inclusive; tenemos la capacidad de ir más allá en nuestras habilidades, a un nivel superior y poder sacar ventaja de las adversidades. Dejándonos al final potencializados en todos los sentidos y aspectos.

Si bien, esto suena “Maravilloso”, y… así es.
Todos y cada uno de nosotros podemos desarrollar dicha habilidad a lo largo de nuestra vida.

Las personas resilientes no nacen, ¡SE HACEN!


Tenemos la fortuna de encontrar herramientas que nos ayudan a construir dicha habilidad de ser Resiliente.
Algunas herramientas son, el 𝗔𝘂𝘁𝗼𝗰𝗼𝗻𝗼𝗰𝗶𝗺𝗶𝗲𝗻𝘁𝗼; tener presente tus fortalezas, habilidades, limitaciones y defectos. Sin hacer de ellos círculos tóxicos, sino virtuosos. La 𝗖𝗿𝗲𝗮𝘁𝗶𝘃𝗶𝗱𝗮𝗱, yo la llamaría otra de las herramientas que nos da esa luz, que ilumina nuestro camino para siempre mejorar ante cualquier adversidad y no quedarnos en la lametanción. 𝗖𝗼𝗻𝗳𝗶𝗮𝗻𝘇𝗮 𝗲𝗻 𝘂𝗻𝗼 𝗺𝗶𝘀𝗺𝗼. Esa confianza que nace desde la necesidad de crear para crecer aislándolo del ego. Entonces me puedo dar cuenta de qué es lo que estoy viviendo, ubicándome en el aquí y ahora. 𝗩𝗶𝘃𝗶𝗲𝗻𝗱𝗼 𝗲𝗻 𝗲𝗹 𝗽𝗿𝗲𝘀𝗲𝗻𝘁𝗲. Percibiendo de qué puedo aprender ante esta situación, la cual no puedo cambiar. De esta manera sentirme 𝗢𝗽𝘁𝗶𝗺𝗶𝘀𝘁𝗮 y tener esperanza para saber que puedo reconstruirme y muy probablemente quedar con mejores resultados. Así, sintiéndome en esta 𝗙𝗹𝗲𝘅𝗶𝗯𝗶𝗹𝗶𝗱𝗮𝗱 de acción y pensamiento, me doy la oportunidad de 𝗙𝗹𝘂𝗶𝗿. De permanecer de 𝗕𝘂𝗲𝗻 𝗛𝘂𝗺𝗼𝗿 y hasta de saber 𝗣𝗲𝗱𝗶𝗿 𝗔𝘆𝘂𝗱𝗮.


¿Y todo para qué? Para RENACER.

 

Maya.

Postura del Mes

intención_del_mes_mayo.png

Eka Pada Rajakapotasana II

Beneficios:
 

  1. Estira toda la parte frontal del torso, los tobillos, muslos, ingles, abdomen, pecho y garganta.

  2. Estira la parte profunda de los flexores de la cadera (psoas).

  3. Fortalece los músculos de la espalda.

  4. Mejora la postura.

  5. Estimula los órganos de la cavidad abdominal y el cuello.